miércoles, 16 de noviembre de 2016

Sueños de Maratón

Una breve reflexión que hago, en la web de mis Bichos Runners, a sólo 18 días de la gran cita de este año!



Faltan pocos días para la gran cita del año, sólo 2 semanas y media para la “VII Maratón de Málaga”, y yo ya he entrado en su órbita gravitatoria, eso se nota, o al menos mi cabeza está emparanoiada con que eso lo debe estar notando todo el mundo a mi alrededor. Cuando logro callar esa vocecita interior (apenas un instante), me doy cuenta de que, aparentemente, todo sigue igual, soy yo.
 
Soy yo a unos días de intentar enfrentarme a los 42,195 km en 3 horas exactas. ¿Cómo he llegado hasta aquí? Prefiero no pararme a pensarlo
mucho, es un reto descomunal, inimaginable para mí hasta hace tan solo unos meses. Pero… ¿por qué no? Es el motor que mueve el mundo, perseguir nuestros sueños, no importa cuántos obstáculos encontremos en el camino, no importa cuántas derrotas tengamos que sufrir, tu sueño debe ser una guía, aprender de los errores, superarte, disfrutar de cada logro, emocionarte, enfadarte, gritar, reír, continuar…
 
A lo largo de este año he disfrutado muchísimo de este deporte, algo tan sencillo como correr. He podido compartirlo con algunos de mis amigos, me he unido a esta familia bichuna y me siento uno más de la manada (Mr. TEE), y lo estoy compartiendo con mi familia lo que más quiero. Estoy disfrutando de los entrenos y de las carreras, siento como soy feliz corriendo, FELIZ!!!
Esa es la manera de enfrentarse a un reto como este: debes entrenar, debes esforzarte, debes hacer algunos sacrificios, pero sobre todo, debes soñar con conseguirlo, debes sentir esas cosquillas en tu interior, el bicho, en cada zancada, en cada etapa del camino, que mires atrás y se te dibuje una sonrisa en la cara, que mires adelante y te emociones con lo que viene. Habrá momentos peores, de los que habrá que aprender, y momentos mejores, de los que habrá que alimentarse. Puedes perder, pero nunca debes rendirte; puedes ganar, pero que tu felicidad no dependa de eso; la felicidad está en el camino, en todo lo que te rodea, en todas esas personas que tocan tu vida. Para mí, correr es el canal por el que fluyen todos esos sentimientos.
 
El 4 de diciembre va a ser un día muy especial, disfrutemos de la épica de la maratón…
 
Que nadie te haga dejar de soñar…

martes, 15 de noviembre de 2016

VII Media Maratón Rincón de la Victoria (13/11/2016)

Al plantear en verano los entrenamientos para la Maratón de Málaga, la idea era realizar un test de media maratón 3 semanas antes, haciéndola a tope, para tomar referencia. La elegida, era una vez más la Media Maratón del Rincón de la Victoria, con un recorrido bastante aburrido, pero muy llana y justo 3 semanas antes.

Conforme fueron pasando las semanas, y viendo que según el plan de entrenos, las referencias ya eran buenas, comentándolo con Rubén Lirio, decidimos que en lugar de hacer esta carrera a tope, aprovecharía para realizar un test de 60' a RM (a 4'15" aproximadamente), con la idea de comprobar que el pulso se mantenía estable y controlado durante esos 60 minutos.

El día de la carrera llegué al Rincón de la Victoria con bastante antelación, y realicé un "calentamiento" a ritmo bastante alegre de unos 6 km y medio. Después ya me dirigí hacia la salida para encontrarme con los compañeros: Miguel Ángel, y una buena representación de Bichos Runners, pero muchos! Qué bien! En la salida saludé también a otros compañeros, como Javi Alonso, o Jesús Carvajal, entre otros. Después de eso, a concentrarse en hacer bien la carrera, según lo previsto: empezar con un par de kms de calentamiento a ritmo facilón, después poner el ritmo de crucero previsto para la maratón durante 60 minutos, y ya terminar la carrera de manera libre, según sensaciones.

Me ocurrió lo habitual: al darse el pistoletazo de salida me enveneno y salgo disparado, cuando me quise dar cuenta estaba charlando con Jesús Carvajal, promediando en esos primeros metros un ritmo de 3'54"/km. Al darme cuenta, le deseé suerte en la carrera y bajé bastante el ritmo. Ahí fue cuando me reconoció Joaquín García, un compañero del barrio a quien conozco a través de Strava (de entrenar por los mismos lugares y marcar hitos en los mismos segmentos, jeje), estuvimos charlando un ratillo. Los dos primeros kms se me habían ido algo más rápido de lo que yo quería (pensaba hacerlos alrededor de 4'50"/km, y me salieron a 4'26").

A partir de ahí, me concentré en poner el ritmo de 4'15"/km y hacer esos 60' a ritmo de maratón.

De vuelta hacia el casco urbano del Rincón, por la zona de los túneles.

Una vez que completamos la primera parte de la carrera pegados al mar por la zona de los túneles entre Rincón de la Victoria y la Cala del Moral, nos adentramos en el casco urbano del Rincón donde realizaríamos dos repeticiones sobre un trayecto de ida y vuelta en la avenida principal. En esa zona alcancé a María Bravo, que iba como segunda clasificada femenina pegada a la liebre de 1h30, supuestamente a ritmo de 4'15"/km. Iba extremadamente cómodo a ese ritmo y al poco los fui dejando atrás (así que iba ligeramente más rápido que ese ritmo, pero muy pocos segundos).

En ese tramo de idas y vueltas me lo pasé muy bien, porque empecé a cruzarme con un montón de amigos y compañeros, y los iba saludando y animando a voces conforme nos veíamos. Alcancé también a Beatriz Jiménez, que iba como primera clasificada femenina, y la acompañé algunos metros. Llevaba un ritmo similar al de María Bravo, por lo que también la dejé atrás poco después. Estaba manteniendo un ritmo de 4'09" ó 4'10"/km, todavía dentro del límite razonable del objetivo de los 60' a RM que me había propuesto, pero no quería acelerar más y aguanté el ritmo.

Justo el momento de dejar atrás a Beatriz Jiménez tras compartir algunos metros.
Y así continué hasta que por mi reloj vi que cumplía los 60' a RM, justo completando el km 17 de la carrera. Supuestamente me quedaban 4 kms y tenía muchas fuerzas reservadas, así que con tan buenas sensaciones, decidí correr a ritmo más fuerte hacia la meta. Esos últimos kms me salieron en torno a 3'53" o 3'51"/km, disfrutando mucho, y adelantando a muchos corredores! A pocos metros de la zona de la Plaza del Ayuntamiento (donde se encontraba la meta) saludé a LuisMi que había ido a vernos, bien! :-)

Cuando vi la curva señalizada, giré para dirigirme hacia la meta en la plaza y acelarando más aún el ritmo, había un gran ambiente de público en toda esa parte.

En la recta de meta a toda velocidad!

Tranquilo y satisfecho tras cruzar la línea de meta.

Paré el crono en 1h24'45" (misma marca que en Marbella), aunque según mi GPS la distancia recorrida eran 20,38 kms (faltaban unos 700 metros para hacer media maratón!!!). El ritmo medio había sido 4'10", así que sobre un recorrido bien medido habría estado entre 1h27 y 1h28. Es la única pega de la organización, parece que por razones ajenas a ellos, habían tenido que modificar ligeramente el recorrido sólo 5 o 6 días antes de la carrera, y en ese cambio parece que habían perdido algunos centenares de metros. A mucha gente le quedó la sensación de euforia de haber hecho su MMP en media maratón, pero a efectos prácticos, eso no era real. De todos modos, yo había cumplido con el objetivo que me puse de realizar el test de 60' a RM y comprobando los datos, el pulso se había mantenido perfecto durante ese tiempo, y las sensaciones durante la carrera fueron espectaculares, volviendo a correr feliz como la semana anterior en Granada.

El avituallamiento de meta, genial, con elaboraciones con aguacate y fruta tropical, bocadillos, bebidas, muy bien! Estuve esperando la llegada de los demás compañeros, felicitándolos, y después buscamos un lugar donde tomar una cervecita y celebrarlo. Otro gran día de carrera!


miércoles, 9 de noviembre de 2016

CORRER FELIZ - 34 Media Maratón de Granada (06/11/2016)

Me apunté a la Media Maratón de Granada, principalmente porque la iba a hacer LuisMi por ser en su ciudad, y porque me apetecía correr de nuevo en Granada después de la gran experiencia de las Dos Colinas. Quizás para la preparación de la maratón de Málaga no era lo más óptimo (teniendo en cuenta que la semana siguiente era la Media del Rincón de la Victoria, lo más lógico es que este fin de semana hubiera tocado una tirada un poco más larga de 21 kilómetros), pero de todas maneras, iba bien en mi preparación, y una carrera como esta sirve para darte referencias de ritmo en carrera y confianza.

Llegué a Granada tempranito y aparqué en la calle donde viven los padres de LuisMi, él me estaba esperando allí. Hicimos el kilómetro y medio hasta el polideportivo al trote para ir calentando, y allí nos encontramos con Law y Mayte. Breve calentamiento, y hacia la línea de salida.

Nos situamos de la mitad hacia atrás del pelotón. LuisMi porque iría más o menos tranquilo, puesto que venía de estar lesionado del gemelo, y yo por ir bastante frenado al comienzo de la carrera. Mi idea era hacer los primeros kilómetros tranquilo, ir progresando poco a poco, intentar hacer después con fuerza los kilómetros con subida (del 10 al 17), y terminar alegre.

La salida fue bastante lentita (y con retraso de algunos minutos). Conforme se pudo empezar a correr un poco, dejé atrás a LuisMi y fui progresando por el margen derecho de los corredores (como las curvas en esa zona eran a izquierda, el margen derecho se quedaba un poquitín más despejado). Primer kilómetro en 4'49", bien, así, tranquilito. El segundo kilómetro, me distraje adelantando y esquivando grupos de corredores, y me fui un poco más rápido de la cuenta, salió en 4'15".

Progresando en los primeros kilómetros de carrera
En el tercer kilómetro, fíjate la casualidad, me encontré una cuesta abajo, y ahí ya aumenté el ritmo, salió en 3'43". A partir de ahí ya no supe echar el freno, iba corriendo muy muy suelto, animaba a los corredores (sobre todo cuando veía alguna camiseta de algún club de Málaga), e iba muy feliz, mucho, se ve en las fotos.

Paso por el km 4/5, saludando a la familia de LuisMi. Voy realmente FELIZ!
Los siguientes kilómetros salieron todos por debajo de 4'/km y me sentía realmente bien, corriendo con mucha facilidad. Después de pasar un pequeño tramo que se adentraba hacia la vega, pasando bajo la autovía, al volver hacia la ciudad, comenzaba la zona con pendiente desfavorable, y alguna que otra cuesta pronunciada. Lejos de desanimarme, a mí las cuestas y los tramos con pendiente en contra me motivan, seguía adelantando corredores continuamente. Esos kilómetros salieron un poquito por encima de 4'/km pero es normal.

Ya al llegar a la Avenida de la Constitución tras bajar por los jardines del Triunfo, alcancé a un grupo de corredores que en principio llevaban un ritmo interesante y decidí quedarme pegado a ellos, justo por detrás. Pero tras avanzar unos metros, y aunque ya en la Gran Vía el terreno picaba ligeramente hacia arriba, sentía que necesitaba darme un poco más de alegría, así que apreté el ritmo volviendo a ponerme por debajo de 4'/km los tres siguientes.

Al adelantar al grupo en la Gran Vía, este corredor se pegó a mí, y siguió hasta el final, entrando en meta a unos segundos.
La bajada por Reyes Católicos estaba llena de gente animando, y era muy emocionante, lo disfruté mucho. Ya para los últimos 2 kilómetros me relajé un poquito (los dos kilómetros salieron a 4'04" cada uno) y me dediqué a disfrutar del ambiente que nos rodeaba.


Un poco antes de llegar al estadio volví a saludar a la familia de LuisMi, y antes del estadio adelanté a Kike Sánchez, otro compañero de Málaga que entrena también con Rubén Lirio.

Llegando a meta
Paré el crono en 1h26'15", con un ritmo medio de 4'04"/km. El 75% de la carrera a un ritmo medio de 3'53"/km, y los tramos con pendiente en contra (117 metros d+, aproximadamente el 27% del tiempo de carrera) a un ritmo medio de 4'11"/km. Teniendo en cuenta que salí en la parte de atrás del pelotón para empezar frenado, y que en ningún momento la intención fue hacer toda la carrera fuerte, el resultado fue realmente espectacular. Todo el tiempo en positivo, estuve adelantando corredores desde la salida hasta la entrada al estadio, y ningún corredor me pasó a mí.

En cuanto a LuisMi, también muy satisfecho. Tuvo algunas molestias hacia el final de la carrera, pero consiguió terminarla completa (por fin una media maratón con dorsal sin tener que pararse por molestias), y en un tiempo aceptable teniendo en cuenta que no se había podido preparar bien (1h50'). Chapó por mi padawan, olé ahí!


Otra vez muy contento con la carrera, con la experiencia, una inyección de motivación y confianza, y sobre todo, el recuerdo de correr feliz, eso es lo que más me ha gustado!